Datos personales

Mi vida con los caballos


MI VIDA CON LOS CABALLOS

*.-  Amar a los animales
*.- Las necesidades básicas
*.- Mi poni PULGARCITA
*.- La terapia equina
*.- La infancia, pubertad y adolescencia vivida a        través de Ponis y Caballos

   
Nerea montada en Brisa y la Cuchipanda en la ofrenda floral a Gonzalito
 

AMAR A LOS ANIMALES
Los animales aquí mencionados, las vivencias, experiencias y personas, pertenecen a la realidad de mi trabajo en el Centro Ecuestre EL SABLE, aquí en Laredo, durante largos años.
Esto es una aportación de todo lo positivo que he podido recabar con mi tarea de Monitora y Guia Ecuestre.
Quiero dar las gracias a mi verdadera fuente de energía y alegría, que son mis alumnas y alumnos y a los Ponis y Caballos a los que amo y atiendo con verdadera vocación

Rayo 34 años (25 con nosotros) y mi sobrimaMerceditas
Yo, Marimar

En mi niñez y pubertad, me ronrió la suerte, tuve la ventaja de vivir en contacto total con la naturaleza, una casa con huerta, animales de granja y, entre ellos, los caballos.
Esa  vida “al natural “ al aire libre, me abrió el camino y despertó en mí la verdadera vocación
Fueron los caballos verdaderos transmisores de energía y mensajeros de la autentica sencillez y altruismo.
 
con el perro y el gato
Estas vivencias me hicieron llegar a la conclusión, de que venimos a este mundo a SER, y  no a tener, ni poseer.
Mi hermana pequeña y yo montadas en LA CHIQUI y LA GIRALDA en el año 75, en aquella época mis padres tenían el puesto de alquiler en lo que hoy ocupa el parque de Los Tres Laredos.
 El trabajo cotidiano con ellos, con el campo y el ambiente rural, me hicieron adquirir una sensibilidad especial.

Mi padre montado en SUM
Mi padre con el famoso Sum, el caballo más querido por mis hermanos con el que ganaban los derbis de Laredo y Loredo en los años 70 y 80.
La fotografía está tomada donde está ahora ubicado el Hospital Comarcal, detrás la Residencia “Country Club”. Estos apartamentos fueron construidos en los años 60 y 70 para el turismo francés.

 Mi padre y yo
 

En la etapa de mi adolescencia, una edad en la que existe una gran confusión en todos los aspectos, había momentos que me encontraba nerviosa, inquieta, desconcertada………
Montar a caballo me aportaba una relajación y un sosiego extraordinario.
Así “ momento a momento” comprendí  la magia del caballo, su exquisita SENSIBILIDAD………


La comunicación entre ambos, desde el más templado silencio, me trasmitía el más puro ESPÍRITU DE LIBERTAD, y su energía me nutría interiormente, de unas enormes ganas de vivir.


Roky con 2 años, año 83 ( estuvo con nosotros 26 años).
ROKY el gran caballo de mi vida.
Lo monté a diario durante muchos años, de guía por el Regatón. Fue una época que marcó una etapa muy fuerte de mi vida en cuanto a crecimiento personal.




En esta imagen está mi padre con Roky, y podemos apreciar la conexión tan especial que había entre ambos.
Mi padre lo cuidó hasta dejarnos en el 2007 y Roky le sobrevivió 8 meses más. Ahora que no están ellos son mi luz y mi aliento cuando ya no me quedan ni fuerzas, pues los inviernos aquí en Laredo cada vez me parecen más crudos y largos.
Se estima que un caballo de 20 años es equivalente a una persona de 55 años en adelante, y uno de 30 años podría compararse con una persona de unos 80.
Mi padre murió con 77 y Roky con 28.
Como un homenaje a todos los momentos vividos,
“Viejo”, sigue mandándome fuerzas para seguir adelante.
“ Roky”, tú que fuiste el mejor caballo guía ponme en el camino a todos aquellos que realmente me entiendan.
Con amor para mi Viejo y su Roky

La casa donde me crié y la Turca, año 91, una yegua angloárabe que también significó mucho en mi adolescencia.
Aún está a nuestro lado un hijo suyo, el Turco (25 años ).




El jardín de mi madre actualmente





La Turca y el Silver año 83


El Silver y yo, año 85, cuando el puesto de alquiler estaba en la zona de Ever.

 La Bambi y yo año 86

 
En esta imagen tan tierna estoy con el primer bebé de poni que tuvimos. un juguete para muchos niños que veraneaban en Laredo
Pirata y yo año 87
Despues de los caballos llegaron los ponis, por los que siento debilidad, ellos me aportan tanto que no existen palabras para definirlo.
 No son solamente mi ocupación, son mi vida.

Iniciación a la equitación:

No es solo montar , sino aprender a cuidar del animal en todo su  conjunto: la atención a su alimentación, su limpieza, el cuidado de su salud ( limar dientes, vacunas, desparasitación regular, herrar y un monton de tareas relacionadas con proporcionarle una buena calidad de vida).


El forraje

Maria y Paula Sanromán desparasitando a Popeye


Trenzado de cola
 con Irune, Dámaris, Miren, Andrea y Andrea







Limando dientes
                                




Actualmente y debido a este largo aprendizaje desde muy joven, en nuestras clases incluimos la monta a pelo, es decir: ejercicios sin silla, tanto al paso, trote o galope.


 Así tenemos un contacto directo con el caballo que nos permite conectar mejor con él.
Clara y Mimosa


Leyre y su padre















Incluimos también la anatomía del caballo




Enara y Andrea

teoría y apredizaje


de izquierda a derecha
Andrea, Arrate, Maria, Cristina y Mirian
Después de todo esto, me gustaria deciros que tener un animal como es el caballo requiere dedicación. Si no disponemos de tiempo o de las condiciones adecuadas es mejor no tenerlo porque ponemos en peligro la vida del animal.
Estamos hablando de seres vivos, no objetos de quita y pon, según el capricho vanal y frívolo del ser humano.
Poseer un animal como el caballo implica un sacrificio que a la larga, no en vano, le otorgará muchas satisfacciones. Para ello hay que cuestionarse una serie de preguntas:

La bella
  • ¿Por qué para su bienestar fisico y mental necesitan pastar noche y día?
  • ¿Por qué son gregarios y les gusta convivir en manada?
  • ¿Por qué sufren estrés y depresión, si les HUMANIZAMOS y les obligamos a permanecer en un box sin compañía y sin ejercitar sus extremidades?
La respuesta es que les arrebatamos su Naturaleza  Ancestral y a la vez les dejamos desprovistos de sus necesidades básicas o elementales.
Un caballo que vive a campo abierto, tendrá más salud  y durará más años que uno que esté estabulado.
 La poni Lluvia
Porque ellos fluyen con la naturaleza, considerándose parte de ella, en Absoluta Unidad. Ellos han permanecido fieles a su esencia natural, mientras que el ser humano vive desligado totalmente de su naturaleza original.

La vida está allá fuera. Un amanecer en el monte de tu pueblo, una playa que anuncia el ocaso, el perro que te acompaña en tus faenas y paseos.
 Mi perra Siva

Mi Poni Pulgarcita que está en los cielos...... abrió las puertas de mi corazón y me animó a luchar por lo que creo.....
La vida, La verdad y La Libertad.


  Pulgarcita nos dejó el 9 de Marzo del 2.011
Pulgarcita con su bebé, mi hijo Quique y yo verano del 2.000
Pulgarcito (el bebé de arriba) verano 2012


Fotos antiguas
Mi hermano Alberto, el mayor, con Mona Lisa
Marina,
 de Madrid, nos envia esta foto con uno de nuestros caballos en el año 69
Mi hermano Alberto en el 77 recogiendo el trofeo de la carrera de carros de labranza el día de San Isidro en la palya Salvé de Laredo


Esta carrera se sigue celebrando

Mi hermano Enrique con Sum año 80

Mi hermano Daniel en el 75

mi amiga 
Marijose en el setenta y cuatro.





Dedicatorias


  • A mi sobrina Susana que trabaja en la actualidad en Marsella( Caballos de carreras) , en esta foto la vemos montada en el Turco en el año 92

  • A mi sobrina Andrea, que también trabaja en Francia con caballos de dedicados a la carreras profesionales.


  • Con mi sobrina Mercedes , en el jardín de la casa de mi madre.



AGRADECIMIENTOS
 AÑO 1998

A mis hijos Alex y Quique por haber sido hombres cuando teníais que haber sido niños, gracias por ser como sois. Y a mi marido Laso por haberme apoyado tantos veranos en mi trabajo, sois los pilares de mi vida.







Laso y yo en el Regatón (Rincón de Gonzalito)

Hay una conexión entre el cielo y la tierra, encontrar esa conexión hace que todo cobre sentido incluso la muerte..ignorarla hace que nada tenga sentido incluso la vida.


CONCLUSIÓN

Todos necesitamos percepción,vitalidad e iniciación para vivir unas vidas felices. Deseamos ser amados,aceptados y respetados,y se hace a veces difícil darse cuenta que debemos darnos estas cosas nosotros mismos primero, antes que alguien nos las dé.
Nos puede llevar una vida entera llegar a desarrollar nuestros talentos y dones, la mayoría de las veces  profesores, padres, y obligaciones nos impiden realizar nuestra potencial...pero siempre..sale...Nadie dijo nunca que sería fácil, y sólo nosotros podemos decidir si aquello que somos y lo que tenemos para ofrecer al mundo merece la lucha y el dolor de llevar adelante nuestra positividad. Sin embargo, también puede resultar divertido,y gratificante dejar que nuestro potencial se manifieste, y que seamos testigos de que se aclaran las direcciones sobre lo que debemos hacer por nosotros mismos y adónde debemos ir para hacerlo.TENEMOS LA OPORTUNIDAD DE CONOCER PERSONAS MARAVILLOSAS A LO LARGO DEL CAMINO,así como la ocasión de compartir momentos de profunda belleza en los que nos sentimos absolutamente conectados y somos uno con la vida y con el mundo que nos rodea. ESTAS EXPERIENCIAS HACEN QUE EL VIAJE MEREZCA LA PENA.
Haga lo que haga para su desarrollo y crecimiento,hágalo sobre todo con amor.La vida le pondrá delante toda clase de personas  necesarias para su crecimiento. Confíe en su interior para que lo guíe y proteja,fluya,y el universo llevará hacia tí a los amigos y maestros que necesita.Todos somos estudiantes que estamos aprendiendo.Finalmente comprenderá que el crecimiento de nuestra alma es el último desafío en la vida.

Que tengas mucha suerte en tu viaje por la vida y no te olvides de tener siempre una actitud y vibración positiva como los niños y animales.

Marimar