Datos personales

El recién nacido



“La Poni Angelines”, de mi sobrina Paula, a los nueve meses de gestación
                                                             
El periodo medio de gestación en la yegua es de 11 meses y 11 días, aunque los machos suelen tardar en nacer algunos días más que las hembras.
Los partos de ponis son muy rápidos y rara vez presentan problemas, como las yeguas de raza.
Las mamás ponis son muy autosuficientes.

A las yeguas les gusta estar solas en el momento del parto y son capaces de retener el nacimiento de su cría durante horas si fuera necesario: esperan a que las personas se hayan marchado.

Una vez que rompe aguas, el parto sólo dura media hora. La yegua suele echarse al suelo, aunque hay casos en que se queda de  pie.


“El bebe de  Angelines” unas horas después del parto
El pequeño potrillo está cansado

El potro sale por las patas delanteras, luego aparece la cabeza, todo cubierto  con una membrana que se rasga a medida que avanza el parto. Con la aparición de las espaldas, el resto saldrá rápidamente y el potro comienzará a respirar.
Es muy importante no molestarles mientras se forman los lazos entre madre y cría. Es un lazo olfativo, se olisquean entre ellos para recordarse, y la madre le lame para proporcionarle calor. También es bueno que la madre permanezca echada el máximo tiempo posible, pues la placenta contiene mucha sangre que pasa al potro durante los primeros 15 minutos después del parto.
Si por molestarles, el cordón se rompe, el potro no recibe esta sangre y estará débil los primeros días

El bebé de “Angelines “consigue aguantarse sobre sus temblorosas patas y busca las ubres de su madre
La yegua se pondrá de pie y romperá el cordón umbilical, si este siguiera entero.
La placenta se expulsa una o dos horas después del parto y la yegua se vuelve a tumbar debido a lo doloroso que es este proceso. No se come la placenta.

A la media hora, el potrillo se pone en pie y comenzará a mamar por instinto.
El calostro resulta esencial para su desarrollo pues actúa de antibiótico.
En unas horas el potrillo se alimenta y responde a la llamada de la madre colocándose a su lado.
Por la tarde ya puede trotar y galopar y empieza a mordisquear la hierba porque los potros al contrario de otros animales ya nacen con dientes.



1. El veterinario, Héctor, examinando al recién nacido, constantes, corazón  y pulmón
Como veis, el bebe ha heredado la nobleza de la madre y se deja tocar el primer día. 

Se desteta a los seis meses, en este tiempo imita a la madre y no se separa de ella.



 
Examinando las membranas mucosas. Tienen que ser de coloración rosa pálido y húmedas.  Si están rojas significa estrés en el parto.






Los nuevos bebés del Sable año 2012